Centro de Interpretación del Litoral

La Maruca, un entorno natural e histórico


1 comentario

Habitantes de la costa: Pozonas de San Román

Vista general Pozonas de San Román (PGOU Santander)

Localizadas en las proximidades de la Depuradora de San Román (ubicación). Es un pequeño humedal continental que no supera la hectárea de superficie, formado por una serie de charcas colonizadas con abundante vegetación acuática y palustre.

El humedal continental depende de las aguas subterráneas de los acuíferos del entorno. Está sujeto a grandes variaciones estacionales en la extensión de la lámina de agua, secándose durante el verano.

Los humedales son ecosistemas de gran importancia por los procesos hidrológicos y ecológicos que en ellos ocurren y la gran diversidad biológica que sustentan.

Te animamos a descubrir este maravilloso ecosistema a través de nuestro programa de visitas guiadas

Vegetación

La inundación periódica del humedal determina una formación vegetal palustre de gran valor ecológico. Entre las principales especies podemos encotrar: Carrizo (Phragmites australis), Espadaña (Typha latifolia), Masiega (Cladium mariscus), Junco (Juncus spp).

Fauna

La frondosidad de la vegetación palustre ofrece un refugio seguro, creando unas condiciones de temperatura muy particualres (fresco en verano y cálido en invierno) que favorecen la presencia de anfibios e insectos. Ente los anfibios encontramos la Ranita de San Antón (Hyla arborea).

En las Pozonas también encontramos al crustáceo Cangrejo rojo (Procambarus clarkii), una especie introducida de origen americano que depreda las puestas y larvas de los anfibios.

Son utilizados por las aves acuáticas migradoras para la reproducción y como refugio durante los pasos migratorios y la invernada. Aun así, hay determinadas aves residentes que viven todo el año.

Pincha en la siguiente imagen para conocer las aves de las Pozonas.

Aves Pozonas de San Román

Descubre otros habitantes de la costa de La Maruca.


2 comentarios

Habitantes de la costa: Estuario de San Pedro o de La Maruca

Bajamar Estuario San Pedro del Mar

A lo largo de la costa se van sucediendo desembocaduras de ríos más o menos caudalosos que en su encuentro con el mar, y dependiendo de las características del terreno donde desaguan, han formado estuarios de diversa importancia.

El Arroyo Somonte-La Tejona, que desagua en la ría de San Pedro, desemboca en la playa de la Maruca creando un pequeño estuario,  el estuario de la ría de San Pedro o de La Maruca, que alberga un
pequeño puerto pesquero.

Los estuarios, en general, son ecosistemas frágiles con unas condiciones muy particulares determinados por:

  • El aporte de agua continental dulce (de la ría de San Pedro) que se mezcla con el agua marina,
  • Las mareas diarias y las corrientes, y
  • Los procesos de sedimentación.

Los aportes de agua dulce son muy escasos ya que tan sólo recibe la escorrentía superficial de las zonas colindantes a través de pequeños regatos.

El estuario de la Maruca es el tercer estuario más pequeño de Cantabria, con un área de 12 ha y un perímetro de 2,5 Km. Se puede considerar que prácticamente el 100% de su superficie es intermareal.

Te animamos a descubrir este maravilloso ecosistema a través de nuestro programa de visitas guiadas

Vegetación

La vegetación asociada a este ecosistema se distribuye en función de sus
ambientes salinos, creando diferentes zonas de vegetación:

Zona inferior:

Corresponde a áreas del intermareal sometidas al flujo y reflujo
diario de la marea, donde se establecen varias bandas de vegetación, en función del grado de inundación por la marea.

Zona superior:

Son las áreas menos inundables y más influenciadas por los aportes de agua dulce de la ría. Se sitúan después del puente del molino de marea. Algunas de las especies aquí presentes son: Salvio (Limbarda crithmoides), Salicornia (Salicornia europaea) e Hinojo marino (Crithmum maritimum).

Distribución vegetación Estuario Maruca (PGOU Santander)

Fauna

Las zonas de fangos intermareales están formadas por amplias extensiones de arenas y sedimentos, que quedan al descubierto en mayor o menor medida durante la pleamar.
Se trata de zonas muy ricas en nutrientes, con una productividad muy alta. En estas zonas viven enterradas algunas de las siguientes especies de gusanos poliquetos: Tita (Sipunculus nudus), Coco (Arenicola marina); moluscos bivalbos: Muergo (Solen marginatus); peces: Chaparrudo (Gobius niger).

Algunas de estas especies son una importante fuente de alimento para las aves limícolas, un grupo de aves migratorias que dependen en gran medida de este tipo de hábitats como lugar de descanso y alimentación durante sus migraciones.

Algunas de las más comunes en este estuario son: Garceta común (Egretta garzetta), Cormorán grande (Phalacrocorax carbo), Chorlitejo grande (Charadrius hiaticula).

Especies Estuario de La Maruca

Descubre otros habitantes de la costa de La Maruca.


1 comentario

Habitantes de la costa: Acantilados marinos

Somocuevas

Los acantilados son formaciones de roca caliza vertical o con fuertes pendientes. Es un ecosistema de borde entre los dominios terrestre y marítimo, lo cual le confiere unas características ecológicas especiales.

La zona de acantilados van desde Cabo Mayor hasta el límite occidental del Municipio de Santander. Son acantilados de diversa altura, gran interés ecológico, geológico y paisajístico.

Entre los acantilados destacan los que se desarrollan en el entorno del Instituto Meteorológico y Panteón del Inglés, zona en la que adquieren mayores dimensiones.

Te animamos a descubrir este maravilloso ecosistema a través de nuestro programa de visitas guiadas

Vegetación

En esta zona existen especies vegetales muy especializadas en ecosistemas extremos (viento fuerte, salinidad y poco suelo), y por tanto de gran fragilidad y valor ecológico.

El efecto del mar sobre la vegetación, produce una zonación altitudinal.

En las zonas más expuestas a las salpicaduras encontramos, principalmente, viviendo en las grietas:

Fauna

Al ser zonas poco accesibles, son zonas de gran importancia como lugar de
nidificación para determinadas aves, tanto marinas como terrestres. Algunas de las más destacadas son:

Marinas:

  • Paiño europeo (Hydrobates pelagicus),
  • Cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis),
  • Gaviota patiamarilla (Larus cachinnans).

Terrestres:

  • Halcón  peregrino (Falco peregrinus),
  • Cuervo (Corvus corax),
  • Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros).
Especies de flora y fauna en acantilados costeros (CENTINELAS)

Pincha sobre la imagen para conocer más especies de flora y fauna de los acantilados costeros.


Deja un comentario

LAS MEDUSAS VISITAN SANTANDER EN PLENO OTOÑO

La semana pasada, varios arenales de la costa santanderina han amanecido con una visita inesperada. Numerosas medusas hicieron parada en los arenales santanderinos aprovechando la masa de agua caliente embalsada en el Golfo de Vizcaya, que se forma entre finales de verano y principios del otoño y riega la costa cántabra, según explicó el Director del Museo Marítimo de Cantábrico, Gerardo García Castrillo. Con una temperatura dela capa superficial de las aguas que bañan las playas de Santander y la bahía de 17,5 grados, sumado a las se debe a la dirección de las corrientes y del viento, que las ha empujado desde mar adentro, es normal que pueda haber medusas.

La marea de medusas ha sorprendido a los usuarios de las playas de la costa santanderina, especialmente en la segunda del Sardinero, donde operarios municipales trabajaron en la retirada de más de dos mil ejemplares. Nosotros en el CIL también recibimos su visita, varios operarios que recogían caloca (Gelidium sesquipedale), nos las mostraron y se vieron obligados a retirarlas para continuar con su labor.

medusas

¿Qué hacer si te pican?

Os recordamos qué hacer en caso de convertirse en víctima de uno de estos aparentemente inofensivos animales, lo primero que hay que hacer es limpiar la zona afectada con agua salada y retirar cualquier resto de tentáculo, si es que lo hubiese. Asimismo es recomendable acudir a los socorristas o a un centro de salud cercano para asegurarse de que la picadura no reviste gravedad. En cualquiera de los casos, la precaución y la vigilancia son los mejores aliados.

Fuente: El Diario Montañés


Deja un comentario

CURIOSIDADES DE LAS ANÉMONAS, NUESTRAS VECINAS DEL INTERMAREAL

Todos hemos visto alguna vez anémonas en nuestra costa.

Muchos sabréis que se trata de organismos invertebrados marinos del orden de los antozoos que se adhieren normalmente al sustrato, bien a la arena del fondo, a las rocas, e incluso a conchas de crustáceos o moluscos. Son pólipos solitarios que llegan a medir desde 1.5 cm hasta 2 m de alto, que parecen más bien una colorida planta que un animal propiamente dicho y que hay unas 1.200 especies descritas. Utilizan los tentáculos urticantes para capturar pequeños animales que nadan por las inmediaciones. Viven en zonas costeras normalmente expuestas a mareas bajas, pero son especialistas en sobrevivir fuera del agua. Repliegan sus tentáculos y llenan sus cavidades de agua, lo que impide que se sequen cuando quedan expuestas al aire.

Además, sabréis que algunas especies de peces y ciertas especies de camarones viven entre los tentáculos de las anémonas al ser capaces de inhibir la liberación de las células urticantes. Así consiguen protegerse de sus predadores entre los tentáculos urticantes de la anémona, y ésta se beneficia de la limpieza de su disco oral y tentáculos como consecuencia de los continuos movimientos de estos.

Algunos os habréis preguntado… ¿Qué comen? Pues, la mayoría de las anémonas contienen algas simbióticas llamadas zooxantelas, estas algas realizan la fotosíntesis produciendo oxígeno y azúcares, que son aprovechados por las anémonas, y se alimentan de los catabolitos de la anémona (especialmente fósforo y nitrógeno).Pero las anémonas se alimentan, tanto de los productos de las algas y de las presas que capturan con sus tentáculos, como del alimento que les traen expresamente los peces anémona. No está muy claro si las diferentes especies de peces anémona realmente “alimentan” a su anémona, o sencillamente la utilizan como despensa y protección. El conocido pez payaso Amphiprion ocellaris tiene más tendencia a robar la comida de su hospedador que a proporcionársela.

1024px-AnemonefishfijiY el otro día, unos alumnos del IES Linares, nos preguntaban… y… ¿Cómo se reproducen?

Nos encanta que nuestros visitantes sientan curiosidad y no se conformen con lo que les explicamos, así que vamos a daros algunos datos generales sobre la reproducción de las anémonas, aunque depende mucho de la especie:

Los sexos están separados en algunas especies, mientras que otras especies son hermafroditas. Pueden tener reproducción sexual como asexual.

En la reproducción sexual, los machos liberan esperma para estimular a las hembras a que liberen los huevos, y se produce la fertilización externa. En muchas especies, la fertilización es interna y se produce la incubación de los jóvenes en la cavidad central de la columna, siendo expulsados al exterior posteriormente. Tanto los huevos como el esperma se expulsan a través de la boca. El óvulo fertilizado se desarrolla en una larva plánula ciliada y pelágica, que, tras deambular unos días por la columna de agua, se asienta en el sustrato y evoluciona a pólipo.

Las anémonas también pueden reproducirse asexualmente por gemación, fisión binaria, y por laceración pedal, en la que pequeñas piezas del disco pedal se desprenden y regeneran en pequeñas anémonas.

Y con ésto, mandamos saludo especial para 1º de la ESO del IES Linares, nos encantó teneros de visita!


2 comentarios

Hinojo Marino

El hinojo marino (Crithmum maritimum) es una planta habitual de las zonas costeras, terrenos rocosos, acantilados, terrenos arenosos y en lugares donde alcanza la salpicadura de las rocas. Es una planta halófila costera (que tolera la salinidad del agua marina) y resistente a la sequia. Crece a pleno sol en suelos pobres en nitrógeno y ligeramente ácidos (PH entre 5 y 7.5).
Pertenece al género Crithmum, es una planta leñosa de poca altura característica de las zonas costeras mediterráneas, la costa Atlántica europea y algunas zonas del litoral Cantábrico. Si os acercáis a visitar el centro de interpretación podréis observar numerosos ejemplares de esta especie en los acantilados que rodean el centro.

DSC02140

Presenta hojas carnosas, perennes de color verde, que desprenden un fuerte aroma alimonado por lo que tiene uso culinario. El sabor recuerda al hinojo común, del que adopta su nombre vulgar.
Posee gruesos rizomas, que le sirven para agarrarse fuertemente al sustrato y protegerse de la erosión del viento. El tallo es largo, grueso, flexible y poco ramificado, de color verde. No suele alcanzar alturas superiores a 70 centímetros.
La inflorescencia es en forma de umbela. Cada umbela posee entre 5 y 15 brácteas donde se encuentran las flores.
Las flores son diminutas, de color blanco o verde amarillento, son hermafroditas, están constituidas por cinco pétalos, cinco estambres, dos estilos y un ovario.
El fruto tiene forma de elipse, de aproximadamente 6 milímetros de longitud, en su interior contiene dos semillas.
Florece a finales de verano, de julio a octubre. Los frutos maduran en octubre.
El hinojo marino es una planta comestible, presente en la gastronomía tradicional de las Islas Baleares y de muchos pueblos costeros del Reino Unido, Islas Canarias, Italia y Grecia.
Debido a su importancia ecológica y limitada extensión es una especie protegida y su recolección puede estar prohibida en algunas zonas.
Históricamente, el hinojo marino, ha sido una planta utilizada como antiescorbútica. El escorbuto es una enfermedad producida por falta de vitamina C. Especialmente sufrían esta enfermedad los marineros en alta mar, ya que la vitamina C abunda en los alimentos crudos como frutas y hortalizas, productos perecederos para llevar en las largas travesías marinas.
Así que el hinojo marino conservado en vinagre era un manjar muy apreciado en alta mar debido al alto contenido en vitamina C, que ayudaba a prevenir la enfermedad del escorbuto en los navegantes.

Fuente:http://www.botanical-online.com/hinojo_marino.htm


Deja un comentario

Asterina gibbosa, Estrella Capitán comiendo una anchoa

 Asterina gibbosa, Estrella Capitán                                                                                Fuente: XLSemanal (del 1 al 7 Junio 2014)

 

Son lentas, pero muy voraces. Las estrellas de mar  se alimenta de esponjas, anemonas, polipos de corales, caracoles, crustáceos, gusanos y hasta de peces, como esta anchoa que ha caído en las garras de esta Asteroidea. Las “garras´´ ,en rigor, son los cilios, una especie de pelos que tapizan su cuerpo y con los que se llevan las presas a la boca, situda en su parte central inferior. Su sistema digestivo consta de un tracto corto y dos estomágos:el cardiaco- que reduce las estructuras más duras- y el pilórico, que absorbe y almacena los nutrientes de el alimento reblandecido que recibe de el cardiaco.